Sobre nuestros docentes

Luis Romero

Director

Comienza con la experimentación teatral a partir del año 1976/79, con la compañía de teatro “El Tercer Ojo”, en el antiguo Teatro de los Canillitas, en la ciudad de Mar del Plata.

A partir del año 1982, hasta 1988, mantiene estudios ininterrumpidos en la escuela privada de Carlos Gandolfo, destacado director y maestro de la escena porteña.

En 1989/90/91, mantiene encuentros escénicos para el trabajo de dirección con actores, autores y directores, que organiza la escuela de Agustín Alezzo.

En los años 1995, 1996, explora desde el punto de vista del actor novedosas técnicas que presenta Joy Morris, en la Argentina.

Desde 1996, hasta el presente, dirige en su estudio privado un sistema de entrenamiento para el actor que pone el acento y destaca, algo más que la respuesta del intérprete sobre el significado, la narrativa, el estilo o la estética de la obra; se sumerge en la condición instrumental del actor como cuestión imprescindible, para la totalidad de su trabajo.

Fue jurado para las “Becas Nacionales de Teatro” y la beca “Fulbright”, otorgadas por el Fondo Nacional de las Artes, año 1997/98. Jurado para las becas otorgadas por el Teatro Presidente Alvear y el premio de la fundación Arte Vivo, en el Teatro San Martín.

En el 2015, fue jurado en la tercera edición del concurso de dramaturgia y ciclo de obras “Nuestro Teatro, Ciudad de Buenos Aires”.

Tiene en su haber una larga y destacada trayectoria como fotógrafo profesional en paralelo a su formación escénica y, su desarrollo como director. Trabajó para los medios más importantes del país con exigentes viajes profesionales al exterior.

De su experiencia como fotógrafo amalgamó como director escénico un factor singular: el encuadre. La velocidad de los acontecimientos y los hechos, la presión y la urgencia profesional como fotógrafo, desarrollan la capacidad de mantener incorporada la técnica moviéndose en condiciones adversas, esperando el salto hacia el encuadre. El encuadre, ese marco único e irrepetible en la vida, lleno de significado.

Es lo que busca destacar de la escena ficticia un director. Un encuadre dinámico a partir de las acciones de los personajes. Una dinámica emergente de intenciones, pensamientos, sensaciones y sentimientos.

Es también lo que se busca destacar como principio para comenzar toda preparación de un actor, la relación que establece con el mismo. El significado de su encuadre.